domingo, 5 de febrero de 2012

Auto IV:Entrevista entre Celestina y Melibea

Este fragmento pertenece a la obra "La Celestina" escrita por Fernando de Rojas, un judío converso de La Puebla de Montalbán(Toledo), aunque este no es el único autor ya que Fernando se encontró el libro escrito desde el acto I con autor anónimo.Esta obra fue publicada en el año 1499 bajo el titulo de "Comedia de Calisto y Melibea", en 1502 fue publicada como " Tragicomedia de Calisto y Melibea" y durante el siglo XVI " Tragicomedia de Calisto y Melibea y la puta vieja Celestina" y finalmente "La Celestina".
El género de este obra es novela-drama, drama por estar considerada solo por las palabras de los personajes, sin la intervención de un narrador y también se trata de una novela dialogada que, de manera realista, parodia la novela sentimental, especialmente la Cárcel de amor.El subgénero sería la comedia humanística, que en ambientes universitarios se leía en voz alta y no se representaba. De ella, hereda la presentación de hechos de la época, la acción en distintos lugares, la duración incierta de los acontecimientos, los largos monólogos y el anticlericalismo.

Este fragmento corresponde a la parte en que Calisto ya ha hablado con sus criados, Sempronio y Pármeno, para que consigan a una trotaconventos para que Calisto pueda conseguir a su amada.El habla con Celestina(trotaconventos) y le dice que quiere que le consiga a Melibea y es lo que intenta Celestina.
Aparecen los temas de amor pasional entre Calisto y Melibea, el "carpe diem" cuando Celestina le dice a Melibea que el tiempo pasa muy rápido y que aproveche su juventud y finalmente la magia cuando Celestina invoca al diablo.

En este fragmento solo intervienen dos personajes: Celestina pertenece al grupo marginal de la sociedad que es una alcahueta, es muy astuta y orgullosa de si misma. Y Melibea es una dama de alta burguesía.Calisto solo aparece mencionado.

En este texto predomina el diálogo entre Melibea y Celestina.

En este fragmento, al igual que en la obra se mezcla un estilo culto como un estilo coloquial. Al principio Celestina y Melibea conversan en un nivel culto, pero en cuanto Celestina menciona a Calisto, Melibea se enfada y ambas utilizan un nivel coloquial, Melibea para insultar a la vieja, y Celestina también utiliza un estilo coloquial en los apartes.

Aparecen varios recursos estilísticos como metáforas ¡Oh, perla preciosa!

El significado de este fragmento sitúa la futura relación de Calisto y Melibea.