domingo, 29 de enero de 2012

Historia con moraleja:"Ángel, un chico inteligente"

Ángel era un niño que vivía en una aldea muy lejana, soñaba con poder estudiar pero nadie le ayudaba para que pudiera conseguir su sueño, sus amigos se burlaban de él cuando decía eso. Era difícil que consiguiera lo que quería ya que él y todas las demás personas de la aldea solo trabajaban.
Ángel muchos días estaba triste ya que solo hacía que trabajar y trabajar en el campo con su padre, que le despistaba con otras cosas para que olvidara su sueño. Para Ángel era una injusticia, ya que no podía demostrar que era inteligente, tenía el mismo derecho que los demás para estudiar pero su vida no se lo permitiría, así que un día se fue de la aldea.
Ángel llego a un pueblo y se acercó a unos niños y les preguntó:
     - Hola amiguitos ¿vosotros no tenéis escuela?
     -¿Quién eres nuestra madre? - le respondieron.
     -No, pero yo daría cualquier cosa por estudiar y aprender y vosotros que tenéis esa oportunidad ¿la  desaprovecháis?
     -¿Tu estudiar? - le respondió el "chulito" de la cuadrilla.
     - Pues si yo - dijo molesto.
Sintió rabia, pero mientras más se burlaban, más fuerza le daba para seguir adelante.
Una señora del pueblo le dejo que se quedara en su casa a cambio de ayudarle en los trabajos de casa y así se ganaría unos "dinerillos". Al cabo de un tiempo Ángel que ya tenía suficiente dinero se marchó del pueblo y entró en un instituto para poder acabar en la universidad.
Pasaron bastantes años y Ángel tenía la carrera universitaria de arquitectura. volvió al pueblo donde le ayudaron y habló con aquella señora que acogió, la madre de aquel "chulito" que se llama José Luis.
Ángel era un gran arquitecto y José Luis solo era un peón de albañil, que en esos momentos se dio cuenta todo lo que había desaprovechado.
Así que la moraleja de este cuento es: No desaproveches las oportunidades que da la vida porque llegará el día en que te arrepientas y lucha por todo aquello que quieras conseguir, porque anda es imposible.

Consejos de Don Amor: Exemplo del Pintor Pitas Payas

El autor de este exemplo es el Arcipreste de Hita y la obra es el libro de Buen Amor en el siglo XIV.
El género de este texto es narrativo ya que está en verso y es una narración breve, el subgénero al que pertenece sería exemplo.
El tema de este fragmento es no abandonar a tu amada ya que si no cuidas y mantienes el amor que puedas tener llegará un día que se perderá, que es el consejo que le da Don Amor al Arcipreste.
La historia que nos cuentan en este fragmento nos habla de un pintor de Bretaña, Don Pitas Payas, que se casó con una mujer joven. Don Pitas Payas se fue de viaje durante dos años y antes de irse le dibujó a su mujer un cordero.Cada mes que pasaba, a su mujer le parecía un año.Cuando por fin llegó Don Pitas Payas, su mujer no tenía un cordero sino que tenia un carnero con unos grandes cuernos, debido a que había encontrado un nuevo amor tras el abandono de su marido.
En la introducción nos cita el amor de Don Pitas Payas a su mujer y que se marcha dos años de viaje. En el nudo nos habla del cordero que acaba siendo carnero y el desenlace nos cuenta la vuelta de Don Pitas Payas y que no debemos perder el amor tan facilmente.
El arcipreste lo que nos intenta enseñar es que si nosotros tenemos amor , que intentemos no dejar perderlo y luchar por lo que tienes. No es una enseñanza moral ya que se centra en triunfar en el amor y no se manifiesta una mentalidad típicamente medieval.
Este exemplo no se podría incluir en el mester de clerecía ya que trata un tema de amor y no religioso, por el autor si que podría incluirse y por la métrica también ya que ambos utilizan cuaderna vía.
     

miércoles, 11 de enero de 2012

Semejanzas y Diferencias entre Mester de Juglaría y Mester de Clerecía

Tanto El Mester de Clerecía como el de Juglaría utilizan un lenguaje vulgar y van dirigidos al pueblo. Respecto a su forma de divulgación, la poesía escrita se divulgaba por medio de la lectura o recitación ante el público. En ambos sus difusiones utilizan recursos para llamar la atención de los oyentes y tratan de conseguir el entretenimiento del público. Ambos pertenecen al género narrativo, poseen rima asonante y tratan de destacar la religión.
El Mester de Clerecía era difundido por clérigos  y surge en el siglo XIII y el de Juglaría por juglares y surge en los siglos XII-XIII y en el Mester de Juglaría introducimos Los Cantares de Gesta y El Cantar del Mio Cid.
Los temas de los clérigos eran clásicos, épicos y religiosos y los temas de los juglares eran caballerescos y religiosos y a su vez cultos.
La métrica de los clérigos era de versos alejandrinos, rima consonante y la estrofa era cuaderna vía con transmisión escrita, a diferencia de los juglares que su métrica era condicionada por la oralidad con versos irregulares, rima asonante y la estrofa era tirada épica.
Los clérigos utilizan un estilo culto con pretensión artística, con cultismos léxicos y sintácticos, también introducen elementos del lenguaje popular, coloquial, campesino y la lengua y el estilo de los juglares esta condicionado por la oralidad y la recitación frente al público.
                                                                                                                                             
                                                                                                                                                                                                                                 Carlos Usón